• Sentencia violencia doméstica

    A continuación vamos a relatar un caso de violencia doméstica estudiado que nos ayuda a configurar mejor este tipo delictivo. Los hecho probados en tal caso fueron los siguientes:

    La mujer se presentó en el domicilio del que había sido su compañero sentimental con su hijo pequeño con el fin de que éste se reuniera con su padre. En un momento la mujer se puso celosa por un comentario del padre y este decide echarla de su domicilio.

    Ante esta conducta la mujer se va dando un portazo y el hombre sale tras ella, después de esto se enzarzan en una pelea en la que ambos se insultan y se propinan empujones, con el resultado de moratones y arañazos por parte de los dos.

    El TS absuelve al condenado considerando que no toda riña entre los cónyuges puede ser tachada de violencia de género o de delito, y menos cuando las lesiones no son de gran entidad y se han proucido como consecuencia de una disputa en la que ambos han participado de la misma manera.

    El Tribunal define la violencia doméstica como un símbolo de desigualdad del hombre frente a la mujer por el mero hecho de serlo, pues la considera carente de derechos y se arovecha de esta posición.

    Por lo tanto, no podemos entender que en los hechos enjuiciados haya ningún comportamiento considerado violencia de género o doméstica.


    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    He leído y acepto la cláusula de protección de datos.
    Protección de datos